miércoles, 8 de mayo de 2013

Todos somos superhéroes

A veces pensamos que los héroes hacen hazañas grandes para demostrar su poder y valentía. Pensamos que vienen con disfraces al estilo Disney, con espadas y escudos mágicos. Pensamos que ellos tienen unas cualidades especialísimas que nosotros jamás lograremos tener.

Yo pienso que todos somos superhéroes. En nuestra sencilla cotidianidad, sacamos el héroe a cada instante sin darnos cuenta, y si no díganme cómo se llama una  mujer o un hombre que luchan por la libertad de un país, pese a los golpes e insultos que reciben a diario contra su dignidad. O cómo podríamos llamar a una joven que a pesar de no poder caminar, sonríe cada mañana y se toma cada día con ilusión, esperanza y entusiasmo. O al señor que es capaz de dejar de comer para que su hijo no pase hambre. O la mamá que diariamente madruga para preparar desayuno, llevar a sus hijos al colegio, tomar la camionetica para llegar al trabajo, para luego en la tarde continuar la jornada familiar que incluye lavar, planchar, preparar comida y además recibir a su marido con ilusión. O al papá que a pesar del sueño se levanta de madrugada, noche tras noche, a darle tetero a su bebé para que su esposa descanse. Para mí todos son superhéroes.

Piénsenlo, vivimos rodeados de superhéroes, sólo que a veces, con el ajetreo del acontecer diario, no los sabemos identificar. Propongo que nos dispongamos a descubrir nuestros propios poderes y de los que tenemos cerquita, para que así cada día nos maravillemos más y nos tomemos la vida con mayor ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada